3 de junio de 2010

Superada mi primera semana de guardias nocturnas

Horario: De 20:00 a 10:00 de Lunes a Viernes. El domingo anterior a empezarlas de 14:00 a 10:00 de la mañana de Lunes. Y el sábado siguiente de 14:00 a 14:00 del Domingo.

24 horazas seguidas.

Teniendo en cuenta que yo soy una persona que no tiene ningún problema para dormir, y duermo dónde sea y las horas que haga falta, la semana no se presentaba mal, pues, si no había ninguna urgencia podría dormir toda la noche y luego tenía todo el día libre...

O eso pensaba yo, porque no es tan fácil dormir ni relajarse, cuando estás todo el rato en tensión pensando que puede aparecer alguna urgencia terrible, con algún perro al borde de la muerte, o cualquier otro tipo de situación que te supere y no sepas que hacer.

Lo peor fue un perro convulsionando, con espasmos y babas por todos laos (perro de 34 Kg.) después de haber comido Babosyl (veneno molusquicida). Un perro atropellado que resultó tener la cadera rota, un Yorkshire Toy que había caído de un sofá y tenía dificultades para respirar. Y Kimbo, un cachorrito de Bull Terrier con una Neumonía super chunga, con el que pasé la noche en vela pues parecía que se fuera a ahogar a cada rato.

Además me llamaron para preguntarme si podiamos ir a una casa, pues, acababan de llegar de una boda y se habían encontrado al perro con la pata enganchada a una maceta de hierro forjado y eran incapaces de quitársela. Normalmente vamos a los domicilios, pero en horario de Urgencia no podemos salir del Hospital puesto que esta una sola. Además, como le expliqué, nosotros tenemos medios para curar al animal una vez sacado, pero poca ayuda podríamos ofrecerle (aunque hubieramos podido ir) puesto que no tenemos herramientas, ni aptitudes, para romper una maceta de hierro y liberar al animal...

Vino también un Policia a traer un perro abandonado (otro! :( ), y las gitanas, que todas las noches venían a partir de la 1 (siempre decían que vendrían a las 9...) a visitar a su perro Kimbo (Hospitalizado) y contarme detalles de su vida, y darme su opinión del mundo en general, muy majas la verdá, sobre todo su hijo menor que haciendo un gesto de macarra le decía al perro: Molas tronco.

:)








Etiquetas: hospital veterinario guardias nocturnas abierto 24 horas urgencias noche findes de semana

1 ladridos:

Rita dijo...

Pues si que dio tiempo de que te pasaran cosas en una semana eh!

Y a las gitanas ya les vale! muy bien que echen de menos a su perro, pero esas no son horas de ir de visita... xD

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital