24 de noviembre de 2010

Historietas cortas. Primera Parte

El otro día tomando una caña al salir del trabajo con mis compañeras R y A (He decidido no dar los nombres de los implicados en mis historietas para preservar su intimidad), recordé una historia que contaba mi buena amiga M, sobre como, en el colegio, un admirador llamado R (Que posteriormente llego a ser, y sigue siendo, muy buen amigo mío) se le había declarado enviándole una notita, que por lo que ella explica sería algo similar a esto:



Ella debía marcar la casilla elegida y devolverle la nota. Forma original donde las haya de sugerir un noviazgo.

 R, dando "la nota" con su originalidad ya desde pequeño.

:)





Etiquetas: quieres ser mi novia colegio notita niño niña nota cole admirador

22 de noviembre de 2010

Adeus ríos, adeus fontes, adeus regatos pequenos.

Qué de recuerdos bonitos me vinieron a la mente ayer, cuando fui por última vez a nuestra casita, que pena me dió verla por última vez, toda vacía, sin todo aquello que la hacía "nuestra".

Mi última visión de la casa, a través del cristal mojado del coche.
El piso es el siguiente paso, si, pero la casa fue nuestro primer paso juntos, el inicio de todo. Al principio yo era solo una invitada, y que genial me pareció la casa la primera vez que la ví, en el medio de la nada, tan apartada de todo, y sin darme cuenta me encontré viviendo allí.

Casi dos años y medio dan para muchos recuerdos, y ayer, todos eran buenos.

El día que trajimos a Rasta, lo mal que se portaba al principio, y como lo mordía todo. El intento fallido de hacer llegar Internet, antes de llegar a la conclusión de que Internet todabía no llega a todas partes. Ni Internet, ni la cobertura del móvil.

Esas nevadas, que hacían de bajar al pueblo toda una odisea. Pero que bonito era despertar entre tanta nieve. Y salir a hacer un muñeco que nadie vería más que nosotros.

Y volver a entrar en casa muertos de frío y encender la cocina de leña. 

Recoger castañas para después asarlas. Y cuando trajiste a Perico, el pimero de los canarios. Ir a por un árbol bonito para decorar en Navidad. Esa cena que me preparaste la primera Navidad, a base de arroz con bogavante (mmmmm). Tantas tardes en el sofá viendo miles de pelis y series. Cuanto frío hacía en esa casa. Pero era nuestra casa, solo para nosotros.

Y sacar la mesa y las sillas a fuera al llegar el verano. Y la hamaca. Desayunar encima de una manta en la hierba. Ducharnos con la manguera.


Acumularemos muchos recuerdos bonitos, en este piso, en el siguiente, y dónde sea. Pero siempre recordaré la casa con mucho cariño.

Alvarón: Julio 2008 - Noviembre 2010

Adiós ríos, adios fontes,
adios regatos pequenos,
adios vista dos meus ollos,
non sei cando nos veremos.
(...)
Prados, ríos, arboredas,
pinares que move o vento,
paxariños piadores,
casiña do meu contento.




Etiquetas: adeus rios adeus fontes adeus regatos pequenos rosalia de castro alvaron gondre casa as pontes

16 de noviembre de 2010

Nuevos paseos

Rasta y yo llevamos 2 días paseando por aceras que nunca habíamos pisado. Saltando los charcos de una nueva ciudad y conociendo lugares que desconocíamos. El se pregunta que es este nuevo mundo de coches, gente, pitidos, ascensores y jaleo en general, y es que el pobre llevaba sus dos años de vida en una casa solitaria rodeado de tranquilidad. Y de repente se baja del coche y se encuentra en medio de este caos. Y estamos fuera de nuestro ambiente. Porque a mi tampoco me gusta pasear al perro por la acera, me gusta soltarlo y que pueda correr libremente por el campo. Pero por más que la buscamos, hay poca hierba, y pocos árboles en el centro de Ferrol. El me mira con ojitos tristes, y yo le digo: Lo siento colega, es lo que hay.

Y no me atrevo a dejar las ventanas abiertas. Porque aveces en la casa, cuando le apetecía ir a dar una vuelta, Rasta saltaba por la ventana. Y no se si es capaz de comprender que tras estas ventanas hay una caída de cinco pisos...

Acabaremos acostumbrándonos, además también tiene sus ventajas, Rasta es muy friolero, en la casa aveces temblaba, y se pasaba el día muy pegadito a la estufa o a la cocina de leña (otra gran perdida!!). Este nuevo piso es muy calentito, eso le gusta.

Y más le va a gustar cuando en mi primera tarde libre lo lleve a correr por la playa. La playa le gusta tanto como a mi, y ahora la tenemos cerca :D




Foto: Rasta y yo. Ortigueira 2009















  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital