28 de enero de 2011

A veces mola llevarse el trabajo a casa

Como es el caso de ayer, que me llevé a casa esta cachorrita recién nacida para alimentarla y cuidarla durante la noche.



Y es que la madre, parió ayer en el Hospital mediante cesárea, y la muy ... pasa absolutamente de su cachorrita. No tiene ningún instinto maternal, ni la limpia, ni lame, ni la calienta, ni mucho menos le da de mamar.

Por lo que la cachorrita estaba destinada a morir de hambre o hipotermia. Así que decidí llevármela para darle una oportunidad, pues con la madre no duraría ni hasta el día siguiente. De hecho cuando la fui a coger para llevármela, la había empujado muy lejos de ella y la pobre estaba congelada. 

 Calenté las placas para darle calor, la envolví bien y me la llevé a casa.

Hasta aquí todo suena muy bonito ... ¡Uh! Que wai un cahorrito recién nacido. Si, pero los cachorros tienen que comer cada 2- 3 horas, así que la dejé al lado de la cama para tenerla a mano, darle de comer y seguir durmiendo. Pero entre tener que despertarme a cada rato, y que no paraba de lloriquear, poco pude dormir.

De todos modos me siento recompensada porque la perrita sobrevive, de momento, y está muy espabilada.

Ahora, como la madre sin hacerle ni caso, a sus dueños les espera una dura crianza, y mucha dedicación si quieren sacarla adelante...


Es del tamaño de mi mano



Etiquetas: cachorro recien nacido alimentar limpiar veterinario leche maternizada perra cesarea madre no quiere cachorros falta instinto maternal cria artificial

3 ladridos:

Mama dijo...

Ke bonito!!!!!! y Rasta no se celó, pobrecito él

Cienideas dijo...

Ánimo con él! Bonito Blog!

ANABEL dijo...

Puede que la madre fuera una desnaturalizada... pero te tenía a ti. Besos

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital