25 de febrero de 2011

Clavos Oxidados

Muchas veces de pequeña cogía renacuajos.

Cuando me enteré de que aquellos "pececillos" se convertían después en ranas, me pareció tan increíble que tuve que comprobarlo con mis propios ojos. Y era verdad, con tiempo y paciencia, le salían primero las dos patitas de atrás , luego las delanteras, desaparecía la cola... Y "vuala", ¡el renacuajo es una rana pequeña!


Mi recreación del asunto

Una tarde, Noia y yo habíamos capturado uno, y caminábamos con él en un recipiente hacia la cabaña del árbol. (Léase: Mi cabaña en el árbol). Entonces, no sé que carallo hicimos para que ocurriera, pero se nos cayó.
Renacuajo agonizante

El renacuajo se removía y boqueaba secándose rápidamente al sol.

Entonces le dije a Noia: ¡Corre, corre, si lo llevas muy rápido de vuelta al río le salvarás la vida! (¿Porque no lo llevé yo?. No sé, era así de espabilada y mandona.)

Así que Noia, rauda y veloz, cogió el renacuajo y echó a correr. Pero... Con las prisas no vio una tabla con una punta que habíamos dejado por allí ciscada de la construcción de nuestra cabaña. Y la pisó. Y la punta toda oxidada atravesó su zapato ligero de verano y se le clavó en el pie. Y ella se puso a sangrar y gritar. Yo no sabía que hacer. Así que, agobiada, me largué corriendo a buscar  a mi madre dejándola allí sola.

Después de que la llevaran al médico y demás, fui a verla a su Bar. Allí estaba, sentada con el pie vendado. Y me dijo ofuscada: Tuvieron que ponerme la vacuna del Tétanos.

5 ladridos:

tara dijo...

Conocía la historia, pero gana con los años ;)

Naar dijo...

y el renacuajo murió???? a mí me encantaba cojerlos de pequeña en el pueblo de mi padre.
y tu pobre amiga, te obedece, la abandonas y termina con una vacuna, que por cierto, duele.
en fin, al menos me he reído leyendolo.

Anónimo dijo...

Yo iba a coger renacuajos a una zanja que siempre tenía agua,justo delante de donde ahora está el hospitalillo de ENDESA. Por allí todo era monte, ni campo de fútbol ni nada. Los metíamos en un bote, con una especie de gelatina, en donde estaban criándose (debo de empezar con la demencia senil, porque se me había olvidado. A lo mejor tenía yo 6 ó 7 años...))Y soy Gena, pero puse anónimo porque, si pongo mi nombre, me pide el URL, que no sé lo que es, y me quedo en un bucle, yo dando a publicar y la maquinilla pidiéndome de nuevo el URL ese... ¡qué cruz!)

la reina del mambo dijo...

Hola me ha encantado tu blog.
Me he reído leyéndote.
Un beso

Miss Marble dijo...

Hola! Gracias por la visita, muy divertida tu historia...
Bss!

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital