24 de junio de 2011

Aldeas


Hoy fui a un domicilio a una aldea cercana. Que bonitas y tranquilas son las aldeas gallegas en una mañana soleada como la de hoy.

La referencia era una panadería, pero cuando llegué no había nadie. La puerta de la panadería estaba abierta, había un montón de pan recién hecho sobre el mostrador, pero ni rastro de gente. Que guai la vida en la aldea, deja la puerta de tu panadería abierta en el medio de una ciudad...

Al poco llegó una señora mayor, la típica señora mayor gallega, un encanto con medias grises, falda oscura y pañoleta en la cabeza. En vista de que nadie la atendía, cogió la barra que llevaba su nombre (cada barra estaba envuelta en papel etiquetado con el nombre de cada persona) y en su lugar dejó un euro.

- Ala, deixo aquí os cartos e lévome a miña barra. (Ala, aquí dejo el dinero y me llevo mi barra).

Luego, ya estaba tardando, me preguntó quién era y que hacía allí, así que mientras esperábamos a los dueños salimos a charlar al sol.

Después de un rato callada, me soltó: Hay que desnudarse.

Me quedé un poco traspuesta ante tan extraña insinuación. 

- Fai un sol de carallo - añadió.

-Ahhhh, si si. (Sonreí, recordando el tema de "Os Resentidos")
- De carallo - añadió moviendo la cabeza apesadumbrada.

Lo cierto es que no deben ser muy llevaderos estos días para las personas mayores, que además  parece que van vestidas igual en verano que en invierno. La verdad, no me la imagino con sandalias, pantalón corto y camiseta de tirantes.

 

Galicia Canibal (Fai un sol de carallo)

3 ladridos:

Bolboreteira dijo...

Nuestro mayores...son lo más grande!
Qué simpática la señora.
besitos!

Anónimo dijo...

Qué chula tu historia. Qué genial esa aldea donde los vecinos no tienen miedo. Qué de recuerdos de mi infancia. Gracias.

Soy Goyo, pero sólo me deja comentar como anónimo. En fin, cosas de blogger.

Naar dijo...

llevo tres veces para comentar y no me deja!! grrrr.
bueno, q me encantan las aldeas y las abuelas esas tan típicas. la tranquilidad de dejar el negocio abierto y que te dejen la moneda en el mostrador... qué gusto de vida.
y me gusta el acento gallego, tan dulce, tan morriñoso, jeje.

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital