29 de julio de 2011

Olores

Ayer le comentaba a D que una de las cosas más guais de los bebés es como huelen (cuando no se cagan, claro). Me acuerdo de cuando nació mi prima Carmen. Yo tendría... 7 años. Nada más entrar en su casa noté que el olor había cambiado, olía a bebé. Y al verla pensé, ¿Cómo una cosa tan pequeña puede cambiar el aroma de toda una casa?

Algo parecido me pasa con el olor a Mamá. Ese olor que te envolvía cuando iba a darte un beso de buenas noches, supongo que una mezcla de cremas y champú. Recuerdo un día que vino a recogerme después de haber pasado una noche con mis abuelos. La abracé feliz como si hubiera pasado un montón de tiempo sin verla, y ¡que bien olía! Toda ella, la ropa, la piel, el pelo.

Hay muchos más olores que me gustan, cuya historia no es tan cursi ni emotiva. Por ejemplo me gusta el olor a comida de perro, la que viene enlatada. Me gusta el olor de los libros nuevos. Me recuerda al inicio del curso, cuando después del verano llegabas al cole con libros, estuches y mochila nuevos, emocionado por reencontrarte con los compañeros. El olor de la lluvia en verano, ese olor que produce al caer sobre el suelo caliente. El olor a humo y sardinas el día de San Juan. El olor a café. Me gusta como huele Nemo. Los rotuladores, el pegamento y la gasolina. El pan recién hecho. El Mc Donalds. El gel de baño Monogotas de Vainilla de Mercadona que compra D. Los cachorros. El incienso...

Uno de los olores que menos me gustan es el olor a viejo, a persona mayor me refiero. Ese olor que tienen algunos ancianos. Me parece un olor muy triste, a cuerpo gastado y cansado. El otro día, me crucé con una pareja de ancianos (señor y señora que a pesar de llevar juntos toda la vida siguen caminando de la mano) que olían muchísimo a Nenuco. Me encantó. Si llego a vieja, quiero oler a bebé.

5 ladridos:

Bolboreteira dijo...

Lo olores son muy impotantes y evocan facilmente el recuerdos.
Coincido en muchos de los olores que te gustan, uno de mis preferidos también es el olor de mi perra Neska y otros de los que más me gustán es el olor a mar, el de las mimosas y el olor a colonia de coco.
Entre los que no soporto está el olor del humo del tubo de escape de los camiones y el olor a tabaco en la ropa.
besiños!

Naar dijo...

es raro lo de los olores. yo aborrezco el olor a bebé. me produce nauseas, literalmente. tampoco me gusta el de la gasolina, el de comida de perro, el de vainilla...
soy bastante maniática.
mis abuelos, que son de esos que pasean de la mano a pesar de llevar 60 años juntos, huelen siempre a colonia porque les obsesiona no oler a viejos.
un beso.

Fan de Mercadona!! dijo...

Prueba a comprar el gel monogotas de mora...dan ganas de comérselo!!!

Fan de Mercadona que sigue hablando... dijo...

y por cierto...a los 7 años no conocías la palabra "aroma",no intentes engañarme!!A mi me gusta el olor a bizcocho en el horno, a cebolla dorándose en la sartén, a mi casa cuando llevo tiempo sin ir, a dentaduras de gominola, a palomitas hechas en tartera, a cachorro, a mimosas...

Efi ( la gata naturalista) dijo...

Y el olor de la mañana de reyes, ese delicioso olor de muñecas nuevas!
Saluudos!

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital