7 de noviembre de 2011

Perro colocao

Ayer, Domingo, estaba suturando a un ENORME perro de más de 50 Kg. El caso es que se había cortado un dedo y venía sangrando "a chorro", literalmente. Había parado la hemorragia y empezaba a suturar cuando llamaron a la puerta. Mierda.

Eran 3 adolescentes que nada más abrí depositaron su perro, boxer cachorro, en el mostrador y dijeron: Míralo, si parece "colocao". Al pobre le temblaba la cabeza y tenía espasmos. Yo tenía las manos y el pijama llenos de sangre y el otro perro a medio suturar, así que les dije que pasaran un momentito a la sala de espera.

Cuando acabe con el otro y entré a la sala a buscarlos, uno de ellos dijo: "Directamente te voy a decir que no tengo ni un duro. Además, ¿Me vas a cobrar para decirme que se comió un porro?"

Yo: Ah, así que es eso lo que se comió.

Chico: No... Si... Bueno, no sé. Eso me lo tendrás que decir tú.

Yo: No, tú eres el que me tiene que decir lo que comió, y entonces yo le pondré un tratamiento en consecuencia (Estaba claro que sabía lo que había comido el perro, mayormente porque lo habrá echado en falta).

¿La gente cree que hacemos a los perros análisis toxicológicos? ¿O que somos adivinos?

Chico: ¡Que disgusto se van a llevar mis hijos como se muera!

Disgusto es que tengas hijos y no tengas ni para pagarle una consulta al perro pero si para comprar porros...

5 ladridos:

Naar dijo...

pobre perro. así te lo digo. vaya suerte le ha tocado con esos dueños medio gilipollas.
¿pudiste hacer algo al final por el boxer?

Samantha dijo...

Pobre... Un animal dejado a la mano de gente sin control propio es terrible. Deberia penalizarse dar drogas a un animal con una multa.

Manuel (Blog mascotas) dijo...

Gracias por visitar y comentar en mi blog!!!
Espero que sigas visitandolo y si ves algun error en alguno de los articulos me lo digas (que al ser veterinaria seguro que tienes muchisima mas idea que yo).

Un saludo y animo con tu blog, que esta muy interesante.

Byron dijo...

Qué pena me da ese colega bóxer. Con lo bien que vivimos algunos y ese pobrecillo lo que le espera en manos de esos irresponsables. ¡No somos juguetes!!! A ver si se enteran.
Guau ...guau... Besitos, Iria.

Ana Laura dijo...

Pobre bicho, seguro estaba haciendo un mal viaje... pero fuera de bromas, la falta de responsabilidad con los animales asusta, el chico estaba más preocupado por el dinero que por su perro, sin mencionar que dejó drogas a su alcance. ¿qué hará cuando tenga hijos? ¿Poner lejía en la botella de leche?

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital