27 de febrero de 2012

Ventanas

Yo en la ventana.
En Ferrol, vivíamos en un piso sin vistas, era todo interior, y aunque era luminoso por ser el de arriba de todo, todas nuestras ventanas daban a un feo y gris patio de luces, dónde la única vista de la que disponíamos era ropa tendida y señoras mal encaradas, que ni siquiera te devolvían el saludo cuando coincidías en la ventana.
Estas señoras, los domingos por la mañana ponían en la televisión la santa misa, a un  volumen tal, que me despertaban los cánticos eclesiásticos. Y luego cerraban las ventanas furiosamente cuando yo sintonizaba Rock FM en la radio a un volumen "normal".

No me había dado cuenta de cuanto echaba de menos las ventanas hasta que llegué a este nuevo piso en As Pontes, dónde puedes ver desde el río de la acera de enfrente, rodeado de césped y árboles altísimos, hasta las montañas que rodean el pueblo. Que contenta estoy de estar de vuelta en mi pueblo. Y Rasta también, se pasa el día sentado delante de la ventana, mirando el paisaje, concentrado en cualquier cosa con las orejas erguidas.






0 ladridos:

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital