4 de junio de 2012

31 + 5

31 semanas y 5 días. ¡Sólo quedan 61 días! 

Mi barriga
Tengo una barriga enorme y se me está pintando la línea alba, una rayita oscura que aparece en las barrigas de algunas embarazadas como dividiéndola en dos. Tengo el ombligo salido hacia fuera y el agujero del piercing que lucía hace unos meses se está estirando de una manera muy extraña. Pero todavía me siento ágil y cómoda, lo que supongo es una suerte a estas alturas, aunque no llevo nada bien el calor, por eso paso cada rato que puedo en la playa, bronceando la barrigola y refrescandome en el mar.


El otro día estaba bañándome con D, cuando una señora bañista sonriente se acercó a conversar. 

-¿Que llevas ahí?- preguntó curiosa- ¿Un niño o una niña?

-Una niña - respondí yo orgullosa.

-Que bonito - comentó ella sonriendo - Una mamá tan joven, en el futuro pareceréis hermanas. Tienes que tener cuidado - dijo dirigiéndose a D - ¡Porque van a parecer hermanas! (¿Cuidado por qué? No lo sé). ¿Cuantos años tienes? ¿20?

-No, 27 -respondí yo.

- ¡27! Desde luego no los aparentas, tu madre te dio buena leche de pequeña. Sabes escoger bien - dijo dirigiéndose otra vez a D - buena genética, si si, buena genética. 

Es sorprendente como se interesa la gente completamente desconocida desde que empezó a hacerse evidente la barriga. Una cajera de Alcampo también nos preguntó si íbamos a tener un niño o una niña y nos deseó toda la suerte del mundo. Los padres les susurran a sus hijos pequeños "Mira, esa chica lleva un bebé en la barriguita", y los niños me miran sorprendidos, intentando comprender tan extraño fenómeno ¿Como habrá podido colarse un bebé ahí dentro? Muchas veces la gente por la calle mira la barriga y me sonríe. 

Es muy curioso con que ternura y simpatía reacciona la gente ante una barriga.

Ayer mis amigas me hicieron una fiesta sorpresa de "Bienvenida pequeñuela" con D como complice, que me llevó hasta allí con los ojos vendados, y me regalaron un montón de cosas chulas para la peque.

La niña es guapísima, lo sé porque la vi en una ecografía 4D, y se mueve mucho, sobre todo por las noches, hace un rato D se apoyó sobre la barriga mientras le hacía ruidos y la niña empezó a darle pataditas en la cara. Fue genial.  También se mueve cuando le pongo música. No me canso de mirar, doblar y colocar una y otra vez toda su ropita. Tengo tantas ganas de verla que casi cuento los minutos que faltan para la fecha estimada. 

0 ladridos:

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital