1 de octubre de 2012

Soy una madre de leche


                                                                                                                                                                                     
Y por último, en el margen de mi blog, junto a "En mi cama somos 3" y "Ponte a tu bebé" aparece el logo "Soy una madre de leche" también del Blog de Sarai Llamas. Esta entrada llega además en el momento perfecto, pues hoy comienza la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna en España.

Estoy muy orgullosa de estar alimentando a Sabela únicamente con mi leche, sin utilizar ningún tipo de suplemento, y espero seguir haciéndolo mientras me sea posible y la niña siga ganando peso de forma adecuada.


Pero también tengo que reconocer que, aunque ahora lo llevamos muy bien, al principio no es la experiencia maravillosa que pintan sus más fervientes defensoras, por lo menos en mi caso, y si no fuera porque es indiscutible lo mejor para mi hija, y que es un esfuerzo que ella agradecerá, tanto ahora en sus primeros meses como a la larga, probablemente habría tirado la toalla.

Porque vale que es cómodo, no tienes que preparar, calentar y esterilizar biberones, siempre está disponible, es gratis, por la noche puedes alimentar a tu bebé sin ni siquiera levantarte de la cama... Y todo esto sin nombrar lo más importante, las infinitas ventajas para la salud del bebé y prevención de futuras enfermedades. Pero aún con todo, al principio es duro. Digan lo que digan.

Durante todo el embarazo había leído libros y miles de opiniones en Internet sobre la magnífica experiencia de alimentar a tu bebé con tu propia leche. Pero nadie me había dicho que algunos bebés, como Sabela, piden el pecho a grito "pelao" cada hora, media hora, o incluso llegaba a pedirlo 15 minutos después de haber acabado. Cierto que algunas veces es por hambre, otras por sed, o otras simplemente buscan consuelo, pero había días dedicados exclusivamente a ello. Y esto sin tener en cuenta que al estar todo el día comiendo, Sabela estaba continuamente haciendo la digestión, lo que provocaba todos sus problemas de gases, retortijones y cólicos. Por tanto tampoco era agradable para ella porque con tantas molestias no dormía en todo el día, y acababa llorando de cansancio. Y la pediatra, la matrona y las expertas seguían diciéndome que la lactancia materna es a demanda, cada vez que la niña quiera.

Finalmente, acabé yendo al pediatra privado al que nos llevaban mis padres de pequeños que, por muy a favor que yo estuviera previamente de los lemas "La teta no tiene horario" y "Lactancia a demanda", me hizo ver las cosas de otra manera, y me explicó que intentar separar las tomas 2 horas o 2 horas y media como mínimo, sería lo mejor para mi (sobre todo psicológicamente) y para la niña, que dejándole tiempo entre tomas tendría tiempo a hacer la digestión entre  ellas disminuyendo sus molestias. Y oye, mano de santo.

Al principio no me gustó nada este nuevo planing porque pensé que la niña lo pasaría mal y lloraría hasta que le diese. Pero la verdad es que lo lleva muy bien. Cada 2 horas y media come mucho más tiempo que antes, por lo que se queda más a gusto e incluso duerme (antes no dormía en todo el día) y ya apenas tiene problemas digestivos. Y yo tengo tiempo para hacer de todo, distraerme y disfrutar de mi bebé. Por tanto puedo decir que, ahora si, estamos disfrutando de la lactancia materna.

Sabela comiendo acompañada de Rasta ( Esa bestia terrible que no podría convivir pacíficamente con un bebé... :P)










2 ladridos:

Ser Educadora - BRT dijo...

Bueno, lo primero, la imagen es ideal... El perro todo "espatarrao" a un lado del sofá, al lado el mando, la niña tan tranquila y tu con ella... Me encanta la estampa, parece a propósito. En lo de la lactancia materna he leido por ahí mas opiniones como la tuya. Yo no soy madre por lo que aun no puedo decir nada, pero es cierto que la mayoría se han sentido en cierta manera "engañadas" porque idealizaban la lactancia y luego resulta que nadie habia explicado todas las posibles complicaciones que puede haber o lo doloroso que puede resultar.... Me alegro que ahora lo esteis pasando mejor y lo disfruteis más, asi mejor! Un biquiño

tara dijo...

contigo Iria me estoy haciendo un master a distancia...tomo nota de todo!! y cuidado con esa bestia que igual te cambia de canal ;-)

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital