13 de noviembre de 2012

Risas y sonrisas




Sabela ya sabe reír, pero reír de verdad, a carcajadas, y es el sonido más bonito del mundo.

Sonreír sonríe desde el primer día. Supongo que al principio sin saber lo que hacía, simplemente tratando de imitarme. Luego empezó a sonreír a todo el mundo, dejando perplejos a conocidos y desconocidos al ver una bebé tan pequeña y tan risueña.

Pero la semana pasada, justo al cumplir 3 meses, estalló en carcajadas. Aunque desgraciadamente estas se las guarda para ocasiones especiales, y aunque sigue soriendo a diestro y siniestro, no produce sonido alguno.

Y eso que le hago todo tipo de tonterías, a veces me recuerdo a Rachel en Friends, a quien no quedó más remedio que rapear para conseguir una carcajada de  su pequeña. Y si hay que rapear se rapea, pero ni así.


La primera vez fue muy sencillo, bastó con estornudar. Estornudé tres veces, y este Achís, achís, achís provocó la primera carcajada que me dejó emocionada, pero desde entonces no hay manera.

3 ladridos:

Bergeronnette dijo...

Las carcajadas son pocas a los pocos meses, pero después, no paran, y es un sonido encantador. Ya verás como en unos pocos días te vuelve a sorprender y además con carcajadas más seguidas.

La Venganza dijo...

Y además te da por grabarlas y hasta de ponerlas como tono en el móvil ja¡ Estas nenas nos hacen en definitiva las mujeres más felices con sólo sonreir =)

SoyBlan dijo...

Es una pasada! Yo me descubro haciendo auténticas ridiculeces para que Eva se ría, y ya lo va haciendo más a menudo. Desde gatear por el suelo a asomarme a su cunita gritando "PLÍÍÍN!!!", o bailar con marionetas en la mano, ponerle caras... pero con quien más se ríe es con su abuela materna y con su padre.
Por cierto, mola que Eva y Sabela van casi a la vez en todo, jeje :)

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital