13 de septiembre de 2014

Dos años después

Así luce a diario.
Sabela ya tiene dos años, y a veces me cuesta recordar como era mi vida sin ella. Como era dormirme sin rodearla entre mis brazos o despertarme sin un besito en la boca y un "Te quiero muxo Mamá, avántate (levántate)". Escoger su ropita además de decidir que me pongo yo y prepararle el "sayuno". Como era no tropezarme con motos y patinetes cuando me alejo a oscuras para no despertarla o llevar ropa sin manchas de puré o gusanitos pegajosos. Ni unos grandes ojillos preocupados mirándome cuando me hago daño o estoy triste mientras canta "Sana, sana, culito de rana", me da un beso y dice: No te "ocupes", ya pasó. Yo pensaba, ignorante de mi, que un niño de 2 años no se entera de mucho y no retiene casi nada y aún me sorprende cuando se agacha buscando un caracol en el arbusto exacto en el que lo dejamos la semana pasada o me pregunta si ya no estan las cabras y los camellos cuando, dos meses después, pasamos por el lugar donde estuvo el circo. Es increíble como recuerda quién le regaló cada una de sus cosas y como se empeña en llamar Minuca a Camola para hacernos reír aunque sabe perfectamente quién es quién. No tiene muy claros los colores, pero dice Azul Blue y Yellow Amarelo. Últimamente se niega a llevar las piernas colgando pues, según dice, hay cocodrilos, y el fin de semana pasado le encantó dormir en una tienda de "campana" en las Cíes. No teme a las abejas pero huye despavorida cuando ve una mosca. Se lanza a abrazar a los perros grandes y gigantes pero saluda tímidamente a los pequeños. Siempre observa atentamente las cacas de Rasta para saber si hace "Muxa caca" o "Caca pequeñita". Igual que a mi le encanta andar descalza, pero no tiene nada que ver conmigo en su afición por el maquillaje, pintalabios, pinta-suñas, zapatos de tacón y todo tipo de joyería plastiquera, "Dios" nos pille confesados. El otro día fue a la guardería con las "suñas" pintadas con una base rosa chicle y purpurina por encima y les soplaba y las miraba estirando la mano como la más coqueta. Es genial redescubrir el mundo a través de sus ojos y  ver como le da vueltas a un cangrejo, sin miedo a que la pellizque, para examinar minuciosamente a ese desconocido ser o el brillo en sus ojos cuando coge carrerilla para saltar con los dos pies juntos sobre un enorme charco.


Si queréis ver sus choni-suñas, saltos en los charcos y joyería variada, entre otras cosas, os invito a conocer nuestra nueva cuenta de Instagram, sabelayelmundo, aunque por el momento su carita me la guardo únicamente para Facebook.

1 ladridos:

Blan dijo...

Ooooh qué guay ver que van a la par, además tal cual en muchas cosas! Eva también se empeña en llevar las "sunias" pintadas, también se encarama a los perros gigantes... en fin, un día tenemos que quedar! :)
Me alegro de leerte de nuevo, voy directa a instagram a seguirte :) Un beso grande para las dos!

Publicar un comentario en la entrada

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital